Autoridades advierten de que trabajar en la industria legal de la marihuana pone en peligro la ciudadanía

Las autoridades de inmigración han dicho este viernes que a cualquier persona que tenga alguna relación con la marihuana, independientemente de si es legal en el estado donde vive, se le puede negar la ciudadanía porque sigue siendo ilegal según la ley federal.


trabajar en la industria legal de la marihuana pone en peligro la ciudadanía

El anuncio llega semanas después de que funcionarios de Colorado, donde el uso recreativo de la marihuana es legal, comenzaron a advertir a los residentes de que trabajar para un dispensario o una procesadora de marihuana podría poner en peligro su solicitud de naturalización, aun cuando esos trabajos sean legales para el estado.

Según un comunicado del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), las personas que consumen marihuana o que están involucrados de alguna manera con la sustancia, carecen de “buenos principios morales”, requisito necesario para que las personas con residencia permanente legal obtengan la ciudadanía estadounidense.

Alrededor de dos tercios de los estados permiten el uso terapéutico de la marihuana, y 10 estados permiten su uso de manera recreativa. Washington, D.C. también permite el consumo recreativo.

El USCIS “tiene la tarea de juzgar casos en base a las leyes federales”, ha dicho la portavoz Jessica Collins. “Las personas que cometen infracciones federales de sustancias controladas enfrentan posibles consecuencias de inmigración conforme a la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), que se aplica a todos los ciudadanos extranjeros, independientemente del estado o la jurisdicción en que residan”.

En Colorado, abogados de inmigración dicen que las autoridades migratorias negaron la naturalización de dos residentes permanentes porque tuvieron trabajos relacionados con la marihuana. Quizá sean más, añadieron.

Los inmigrantes que solicitan la ciudadanía estadounidense deben de llenar un formulario de 20 páginas conocido como “N-400” que incluye preguntas sobre historial laboral y antecedentes penales, pero no pregunta específicamente si el solicitante ha consumido marihuana o trabajado en algo relacionado con la marihuana.

Julia Gelatt, analista del Instituto de Políticas Migratorias, dijo que es poco probable que los solicitantes respondan al formulario diciendo si han consumido. Pero dijo que la nueva política podría poner nerviosos a algunos inmigrantes que quieran naturalizarse. “Si tendrá un efecto verdadero o no, dependerá de los agentes que aprueban las solicitudes, si deciden preguntar sobre esto o no”, dijo Gelatt.

Por; telemundo.com
(Editado por Alba Moraleda con información de AP)

Abril 23, 2019

LLÁMANOS CONSULTA GRATIS DISPONIBLES 24/7 CONTAMOS CON ABOGADOS EN DEFENSA CRIMINAL EN LOS ANGELES, CA